¿Cuánto debo cobrar haciendo Coaching?

cuanto debo cobrar haciendo coaching
(y cuando digo coaching, digo también terapia, mentoring, formación, etc, etc. No sé si tú estás en un caso de estos.)
 
Buena pregunta, ¿eh? y una de las que más reconcomen las mentes de los coaches y profesionales del desarrollo de las personas, sobre todo cuando están empezando la actividad. Luego no es que se resuelva, pues casi siempre siguen quedando dudas.. 
(que suponen dejar de ganar ingentes cantidades de dinero, por cierto) 
(no sé si estás en el grupo de los que se siente incómodos cuando surge la palabra "dinero". Si es así, tienes pendiente hacer un importante trabajo contigo sobre tus creencias en este área...)
Te voy a decir algo: la inmensa mayoría de coaches por regla general cobran mucho menos de lo que valen sus servicios. Así que dejan de ganar grandes cantidades de dinero que por otra parte se merecen ganar.
¿Cuáles son los dos motivos principales para que se pongan tarifas en muchos casos irrisorias?
1. La terrible (y digo terrible porque no funciona y deja en precariedad a muchos mucho tiempo) e incorrecta creencia de que cuanto más barato, más clientes van a tener.
 
Esta creencia viene fruto del desconocimiento de las reglas del emprendimiento de éxito, cosa que es desgraciadamente harto frecuente (y que muy pocos trabajan para paliarla de verdad)
2. Y esta es la más importante: no creer lo suficiente en lo que se hace. Se puede apostar mucho por “el coaching”, pero por regla general, se apuesta poco por “mi coaching”. 
Así que ante la duda de que mi trabajo valga de verdad lo que debería, mejor pongo tarifas bajas y así me cubro las espaldas por si no lo hago lo suficientemente bien.
¿Y cuáles son las consecuencias que está teniendo el no atreverse a poner en valor el coaching (o area de desarrollo de personas en la que te desenvuelvas)?
Pues sencillamente:
1. Qué muchísimos coaches están malviviendo de su actividad, y cuando consiguen clientes a duras penas, luego cobran mucho menos de lo que valen de verdad sus servicios.
2. Se está arrastrando por los suelos el nombre del coaching, de una profesión tan magnífica y tan importante (he llegado a ver tarifas de 20 y 30 € sesión). Y eso no mola nada, nada.
No sé para ti; para mi el coaching es algo que hay que honrar y mucho. Eso significa que tiene gran valor porque el coaching cambia la vida de las personas, de los equipos y también de las empresas.
Y esto, ¿cuanto vale? En realidad no tiene precio, así que si haces buen coaching (y eso es en primera instancia una creencia personal que luego se transformará en resultados, y no al revés), podrás poner tarifas como se deben.
Uno de los errores fundamentales que se cometen es comparar los precios que se están cobrando en el mercado. Sí, muy bien, pero, lo primero de todo, ¿cuales son esos precios? porque no hay estudios amplios y actualizados…
 
Se tiende a preguntar o a tomar de referencia el entorno profesional más cercano, y si ese entorno más cercano son unos pocos coaches que no llevan mucho tiempo y están cobrando por ejemplo 60 € por sesión, pensaré que lo que tengo que cobrar son 60 € por sesión (como mucho).
¿Y que hubiera pasado si la gente de mi entorno estuviera cobrando de media 100 € /sesión? Que mi referencia serían esos 100 € /sesión (o lo que es lo mismo, un 40% de diferencia solo porque he preguntado a unos u otros).
Hay escasos estudios de cuanto se cobra en coaching en empresas, pero esos dicen que de media una sesión puede suponer entre 250 y 400 euros por sesión.
¿Entonces es esto lo que debemos cobrar en empresa? 
Desde mi punto de vista, ¡NO! con mayúsculas. puedes decidir cuanto cobras tú. Pero sí nos aporta buena información de lo que puede a lo mejor esperar el cliente si está introducido en el mundo del coaching (sobre todo de multinacional, porque en Pymes está todo por hacer y siguen sin conocer de verdad el coaching).
Te voya contar algo:
Cuandocomencé en el 2003, tenía un miedo atroz a cobrar, sobre todo porque sentía que iba a trabajar con personas, con sus sueños, con empresas, resultados…. y esa era una gran responsabilidad, y si cobraba cifras elevadas, luego tendría que responder si no se daban los resultados. Así que empecé después de muchas reticencias con 50 € en coaching personal y 150 € en coaching de empresa (algo me decía que menos de eso era tirar la reputación del coaching por los suelos, pese a mis temores a no tener clientes por poner precios que me parecían "altos").
 
6 años más tarde, cobraba 200 € en personal y 400 € como mínimo en empresa.
¿Crees que este cambio fue porque hacía un coaching 3 o 4 veces mejor?
En absoluto. Posiblemente hacía coaching con una calidad bastante parecida a años anteriores.
Lo que había cambiado en mi era mi percepción de que lo que hacía, su valía. O lo que es lo mismo: Creía en el poder del coaching mucho más que al principio, y creía en mi mismo y en mi labor; tenía mucha más confianza .
Así que una de las preguntas clave que debes hacerte es:
¿Cuánto sientes que vale lo que haces?
y no cobrar jamás de menos de lo que tu corazón te dicte (después de haber hecho un ejercicio de poner en valor tus merecimientos, claro). 
Y cuando digo jamás, es jamás (como dejes abierta la espita a negociar contigo y con los clientes bajadas puntuales fruto de la negociación,te verás en la mayoría de los casos en bajadas automáticas, una vez más con el miedo de fondo a perder al cliente. Y si quieres tener a algunos clientes gratis o muy baratos por contribución, adelante, pero no lo mezcles).
Por otra parte pese a ser coach te voy a dar UN CONSEJO QUE ME AGRADECERÁS MUCHO, Y SI NO AL TIEMPO:
Revisa tus tarifas al menos cada 6 meses, porque si estás haciendo lo que debes descubrirás que las reevaluarás al alza continuamente.
¡Atrévete a subirlas, porque lo que haces lo vale!
 
unnamed
 
Josepe García Instituto Impact
 
  • pauta inferior abril2021