Es el Momento de Encontrarnos

Es el Momento de Estar Presentes, Es el Momento de Hacer Presencia, Es el Momento de Simplemente…Ser, Es el Momento de Encontrarnos…

Escrito por: Sandra Mónica Gallego Díaz, Coach ICF

Participar en El 9° Encuentro Nacional de Coaching, ha sido una experiencia realmente impactante, es mi primer encuentro y seguramente vendrán más!!! Gracias ICF Capítulo Colombia por permitirme ser partícipe de ver y sentir cómo un grupo de personas se movilizan a la acción y se comprometen con el Ser, para brindarnos a los coaches que hacemos parte de la comunidad ICF, a las personas en formación, organizaciones y entidades en general, una vivencia de alta calidad y humanizadora, fue un encuentro en Colombia y una bienvenida a 12 países latinoamericanos a nuestro hogar.

El sentimiento en los dos días fue de celebración, de agradecimiento por la vida, por la profesión de ser Coaches y sobre todo por la unión de los países y de las personas!!! En pro de todos: comunidad, sociedad y globalmente. Fue realmente reconfortante vivir esta experiencia y compartir con Coaches de reconocidas escuelas, Coaches de otros países, pero sobre todo lo más importante que aprendí es reconocer que simplemente "Somos Personas Acompañando Personas" y que lo más poderoso es la Conexión con el Alma de ellas, que somos todos Uno en este mundo y que el trabajar en comunidad es lo que nos hace humanos, que somos Colombia y también podemos ser México, Chile, Argentina, Brasil, Ecuador, Venezuela, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay...pues la conexión es del alma, del SER.

“Cuando la conexión es del alma… podemos ver más allá, podemos sentir más acá -dentro de nosotros- y podemos llegar a ser Uno en Totalidad, se permite el crecimiento, se posibilita la expansión y se valora el reconocimiento por el otro.”

La invitación y el reto que me ha dejado este “Encuentro” conmigo como coach, con un otro que es coach, con una comunidad que respira coaching y sobre todo con un coachee razón de nuestro ser y hacer, es el ver a la persona con su historia, con su contexto, pero también es ver a los países, sus contextos y escenarios, a todo lo que duele en una patria y todo lo fuerte de ella, estamos en un mundo globalizado y esto nos demanda permearnos por lo social, lo profesional y organizacional, lo educativo, lo político, lo laboral, dentro un mundo y un entorno cambiante y ávido de intervenciones, de acompañamientos, de buenas prácticas! de pararse frente al otro y simplemente sentirlo, son pocas las palabras que verdaderamente enganchan, son contundentes las preguntas que realmente movilizan y retan, pero sobre todo son más poderosas las comunicaciones entre almas.

La invitación también que me ha dejado este “Encuentro” es a acallar un poco el ego, y si este sale, que sea en provecho del actuar, pensando en otro que está en igualdad de condiciones -nuestro semejante-. La pregunta que para mí ahora surge en el fondo de estos dos días de “Encuentro”, es ¿qué es lo que realmente nos hace humanos?, hacia dónde estamos mirando? y preguntarnos estamos mirando?, una sociedad tiene diferentes entornos, problemáticas, fortalezas, poblaciones, para lo cual el coaching puede ir más allá, como Coaches tenemos la responsabilidad de OBSERVAR e ir hacia ese más allá, una de las invitaciones poderosas que reafirme con este “Encuentro”, como persona y profesional es el ser creativos, el ser lectores y observadores de nuestro alrededor, y sobre todo el de tener confianza en sí mismos, en el que nosotros como Coaches también debemos de salir de nuestra zona de confort, que nosotros como Coaches tenemos la responsabilidad de auto observarnos y autoevaluarnos, reitero “somos personas acompañando personas”, desde diferentes estrategias, pero al mismo tiempo alineados a un código ético y a 11 competencias. Danzamos con la vida, fluimos con el amor e impactamos desde el corazón, no somos magos pero le abrimos la puerta a la magia, a la esperanza, a la fe, a la pasión, a la felicidad, también hacemos diálogos con nosotros mismos y conversaciones poderosas con otro, nos permitimos acoger el dolor, la incertidumbre, la tristeza, pues somos humanos y éstas hacen parte de la vida, escriben nuestra historia y van creando un legado para nuestros descendientes.

“El hombre es grandeza, pero la perfección no existe y el error simplemente posibilita…”

Por lo cual, los invito Coaches a reconocer que somos parte de un TODO, que el mundo está frente a nosotros y que lo más esencial y fundamental que necesitamos para un proceso de coaching, son almas comunicándose y es nuestro deber observar más allá de manera integral y global, por lo cual desde mi perspectiva propongo, que la pregunta en este momento, aparte de cuál es tu propósito de vida, es: ¿Cuál es tu propósito para la vida?

  • pautainfpruebe2017
  • pauta eventos