Coaching en acción. ¿Cٖómo puedo mejorar mi autoestima?

Margot Guiovana Fuentes Barbosa

 

Uno de los trabajamos que realizamos como Coach es acompañar a las personas a que descubren su grandeza.  Nuestra presencia en un entrenamiento de coaching es apoyar al coachee o cliente a lograr los resultados o propósitos que persigue.  En una sesión de coaching se adelanta una conversación enfocada al logró de un resultado. 

Es un espacio de total confidencialidad, ética, no hay juicios, ni reproches.  Hay una escucha activa por parte del Coach y un acompañamiento genuino, auténtico, comprometido, serio, respetuoso, cálido encaminado a que se consigan objetivos eficaces.  Una de las metodologías que se usa es la pregunta, preguntas poderosas que permitan la reflexión del cliente y lo conduzca al cambio.  En otras palabras a la transformación.

En Coaching hablamos de que para alcanzar cualquier objetivo se necesita un ¿para qué? y ¿para quién emprendemos una determinada acción?.   Esas preguntas me las formuló cuando escribo.  En esta ocasión el objetivo es compartir lo que sucede en un proceso de coaching  a través de la historia de una de mis clientes.  Aclaró que por temas éticos he cambiado el nombre de la coachee y con el permiso de ella, habló de su testimonio de vida y lo que logró al realizar su proceso de coaching conmigo.

Los coaches no hablamos de nombres, solo de casos siempre y cuando estos apoyen a otras personas a lograr un mejor nivel de vida, o resolver una situación. Ese es el objetivo de compartir este testimonio.    Los coaches certificados contamos con un código deontológico ético Soy miembro de la International Coach Federation capitulo Colombia.

Primera sesión. Explorar y tomar conciencia de su realidad

 

Juanita, es una mujer de cuarenta y tres años que se comunicó conmigo, por recomendación de una de mis clientes.  Ella tiene muchos deseos de cambiar. Así que ha contratado un proceso de 10 sesiones de coaching.  Está muy entusiasmada.  Tiene claro su objetivo:  ‘Crecer en mi autoestima para ser una mujer responsable e independiente de la aprobación de los demás’.  Aclaró que está cliente ya finalizó su proceso.

Desde el momento que me llamó hubo rapport (simpatía). En l a primera sesión establecimos un clima de confianza para que Juanita se sienta bien, en un espacio de confidencialidad, para que ella se siente libre de hablar de cualquier tema que le interese o le preocupe.  Revisamos el  acuerdo y compromisos del Coach y el Coachee. Lo lee y firma.  Le explicó que el acuerdo, forma parte fundamental en la realización de su proceso de coaching, dado que allí está implícito el compromiso entre las partes para apoyarla al logro de resultados.

Luego le digo que me será de mucha utilidad que me diga las cosas que considera le gustaría como Coach tuviera en cuenta.   Juanita, responde no me gusta sentirme juzgada.  –Aunque siento que es un tema mío- añade. Luego de un espacio de silencio.

Retomamos la conversación.  -Valoró ese gesto de sinceridad-. Lo que buscó es que ella se sienta a gusto en las sesiones de coaching.  A sí que la invitó a que me deje saber si en algún momento durante el proceso se siente juzgada.   

La coachee responde: Eso va a estar difícil, siempre me he quedado callada cuando se trata de manifestar lo que me molesta.  ¿Entonces qué te parece si te estrenas en este espacio y me lo dices con toda libertad?  Respondo.   Suspira y luego me dice, sabe Coach eso sería lo máximo para mí.  Me sentiría súper bien.   Excelente idea.  Estoy dispuesta a escucharte.     

De esta manera abrimos un nuevo espacio de posibilidades que transforman el observador de Juanita.   Este pequeño acto ha cambiado su perspectiva.   Como ella misma lo dice, jamás se ha atrevido a expresarlo por miedo a ser criticada.  Ahora se convierte en una oportunidad y una manera de salir de su zona de confort.  ¿Qué es la zona de confort? Es el límite de tu experiencia actual.   En esta zona se identifican los hábitos nocivos, pensamientos tóxicos, creencias limitantes, miedos y acciones en donde las personas se sienten seguras y cómodas como un animalito en su madriguera, pero con constantes frustraciones.  Ni bueno, ni malo.   

Sin embargo, es una zona que no permite el crecimiento de las personas y tampoco descubrir cuáles son las limitaciones que le impiden alcanzar sus sueños. Tal vez cuando te salgas de allí podrás sentirte incómodo pero ganando. Es la única manera de permitir el aprendizaje y evolucionar hacia los sueños.     

En coaching se trata de que el coachee empiece a dar pequeños pasos que lo lleven a logro de resultados extraordinarios. Todo comienza con un paso.  Por eso decimos que desde la primera sesión siempre habrá un resultado. En esta sesión trabajamos en la rueda de la vida.   Mi cliente advierte que hay ciertas áreas de su vida que están descuidadas.   La ánimo para que lo vea como una oportunidad de cambio.

En este punto de la sesión Juanita, se muestra abierta y espontánea.  Su genuino compromiso de crecer emocionalmente la lleva a darse cuenta de lo valioso de este espacio.   ¿Cómo se define?  Preguntó.  Se queda en silencio….  La acompañó con mi presencia de manera imperceptible.   Responde:  Siempre he sido tímida.  Sabe, Coach, no había hecho conciencia de ello.   Bueno, pues yo soy ingeniera y añade, claro esa es mi profesión.  La gente dice que soy amable, mi madre y mis amigos piensan eso de mí. 

 ¿Y Tu qué  piensas­­?. Buena pregunta responde.   Yo soy una persona generosa, noble, callada, tímida e insegura.   -¿No entiendo porque soy así?.  Exploramos sus fortalezas y su rostro cambia.  Aparece un brillo.  Ella es una mujer creatividad, interesada a aprender, es organizada, puntual, amable, atenta, generosa, inteligente, bonita, emprendedora, perseverante. También es consciente de los aspectos que quiere mejorar.   –Sonríe-.  Evaluamos lo descubierto en la sesión y definimos su meta Smart o plan de acción.   Agendamos próxima sesión.   

Su compromiso para la próxima sesión, es que empezará a expresar lo que siente de forma positiva y lo hará con sus familiares.  Juanita quiere descubrir sus reacciones y la de los demás.   Le preguntó que me resuma en una palabra que se lleva de la sesión.  Se dibuja una sonrisa en su rostro:  Luego dice: Confianza, descubrimiento.  Se apresura a preguntar cuándo será su próxima sesión.

De esta manera iniciamos un proceso de auto-conocimiento.

 

Juanita, empieza a descubrir que su vida ha girado entorno de la aprobación de los demás.  

 

En la búsqueda del reconocimiento

 

Desde mi experiencia y trabajo interior, he observado que los seres humanos estamos en una constante búsqueda de reconocimiento, un aspecto natural de la humanidad, sin embargo, en la era del conocimiento y la información, cada día estamos buscando este tesoro perdido. 

Sabes, he encontrado que no está afuera, está dentro de nosotros.  Tal vez, los adultos que nos cuidaron, padres  de manera inconsciente y sabiendo que hicieron y hacen lo mejor que pueden con la sabiduría que contaba en ese momento, no sabían cómo reconocer lo mejor de cada uno de nosotros. 

En su afán de educar algunas veces, reforzaron los aspectos negativos.   La repetición constante de comportamientos negativos en los hijos y demás personas alrededor genera el denominado ‘efecto pigmaleón’.  Por ejemplo, eres un desordenado(a), eres desjuiciado(a) eres un bueno para nada, en fin… El rosario de frases y palabras descalificadoras que solo sirven para sembrar esas actitudes y comportamientos en la mente de aquel ser humano que las escucha todo los días.

Hay una buena noticia.  Tu puedes cambiar el rumbo de los juicios de los demás.  Creando una poderosa definición de ti mismo.  Por más que te esfuerces por ganarte la aprobación de los demás, es imposible tener al mundo contento.   Es importante que sepas que no necesitas del reconocimiento de ninguna persona, lo que si necesitas es del aire que respiras.  Eso sí es vital.   Que te guste el reconocimiento es otra cosa. A mi me gusta el reconocimiento, pero no necesito la aprobación de nadie.   Solo la mia.  Ese es un reto a trabajar en la mayoría de los seres humanos.  

En cambio si te empoderas a reconocerte a ti mismo y sabes conscientemente que lo más importante es lo que tu pienses de ti mismo, así los demás te juzguen.  No podremos callar a los demás. Pero te aseguró que la vida se transforma cuando creemos en nosotros mismos con toda nuestra fuerza.  La gente habla desde lo que guarda en su corazón, desde sus miedos, creencias, formas de mirar la vida. Ni bueno, mi malo. He aprendido que nada es personal, ni siquiera los pensamientos críticos de la intensa mente.  

 

La pregunta del Coach: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Miembro de la International Coach Federation. !Toma acción! y reserva tu sesión de coaching.      

¿Cuál es tu autodefinición?.

¿Cuánto tiempo de tu vida te la has pasado buscando la aprobación de los demás ?

¿Te has preocupado por buscar tu autoexploración y conocerte­?

¿Qué te dices a ti mismo? 

 

Como la primera ganadora del Poster 'a Mejores Prácticas de Coaching'  versión 2014, de la International Coach Federation Capítulo Colombia,  invitó a los Coaches profesionales a que inscriban sus poster y participen en el noveno encuentro Nacional de Coaching, marco en el cual se elegirá al ganador.  Plazo límite de inscripción: 3 de agosto del 2015.  Entra a la página de la ICF y encontrarás la información respectiva.  

 

Ver artículo en la página de Portafolio

  • pautainfpruebe2017